Terapias con Anticonceptivos Hormonales Combinados

La anticoncepción hormonal combinada es, sin duda, el método más eficaz, seguro y barato de los métodos reversibles que existen hoy en día. Se trata de una combinación de dos compuestos: un estrógeno y un gestágeno, y pueden clasificarse según su vía de administración: oral y parenteral.

En cuanto a la anticoncepción hormonal de tipo oral  están los comprimidos comerciales que se venden en farmacias, también conocidas como “pastillas anticonceptivas”. Las formas parenterales corresponden a anticonceptivos más nuevos como el anillo vaginal, los inyectables intramusculares y los parches transdérmicos.

A pesar de ser el más eficaz de los métodos no está exento de algunos inconvenientes que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir el mejor método anticonceptivo.

Ventajas e inconvenientes

Como ventajas, cabe subrayar su eficacia ya que es muy elevada dentro de un marco de seguridad aceptable. No interfiere en el coito para nada y es totalmente reversible (se puede dejar en cualquier momento). Además de ello, permite su uso durante varios años y el mercado farmacéutico está lleno de productos con dosis y principios activos diversos para poder ajustarse a un perfil concreto de mujer.

Entre sus inconvenientes destacar que, el control es dependiente del médico (aunque no lo parezca o algunas mujeres hagan caso omiso) y NO protege de ninguna enfermedad de transmisión sexual.

Por otro lado, la mujer debe estar lo suficientemente informada para llevar a cabo la terapia de forma correcta, sobretodo en lo que a formas orales (comprimidos) se refiere ya que los parches y los inyectables son más fáciles de usar.

Aceptar este método, es aceptar una modificación o interferencia en el ciclo genital de la mujer. Esto no es grave pero sí una advertencia a mujeres que tengan una patología concreta.

El rango de edad para uso es muy amplio y se recomienda su utilización sin llegar a sobrepasar los 40 años de edad (puede emplearse más allá de esta edad). Eso sí, no funciona igual en todas las mujeres por lo que antes de iniciar este tratamiento hay que consultar con el médico para que pueda establecer las pautas de uso y control, además de valorar el estado de salud de la persona. Las anticonceptivas orales pueden interaccionar con varios fármacos o influenciar negativamente el transcurso de una enfermedad, disminuyendo la eficacia de éstas o agravando los problemas de salud. Por eso, primero hay que consultar con el médico y no dejarse llevar por la recomendación de un familiar o una amiga.

¿Cómo funcionan los anticonceptivos hormonales?

Su composición, como se ha dicho anteriormente, es la combinación de un estrógeno y un gestágeno. En cuanto a los estrógenos, decir que son sustancias de diferente origen (natural, sintético) y que poseen varias acciones, una de ellas la de servir como terapia hormonal sustitutiva combinada. Esta terapia lo que hace es evitar que haya una hiperestimulación endometrial estrogénica (efecto anticonceptivo).

anticonceptivos hormonales oralesEn definitva, interfieren directamente en el proceso de ovulación de la mujer ya que actúa sobre el hipotálamo, la hipófisis y el ovario. El estrógeno en particular inhibe la secreción de la hormona FSH, mientras que el gestágeno lo hace sobre la LH. Esta combinación hace que se inhiba totalmente la ovulación, alterando el ciclo endometrial.

Durante este proceso el cuello uterino y la trompa de Falopio también se ven alteradas y la calidad del moco cervical disminuye haciendo imposible el transporte de espermatozoides, y esto sirve como un extra o refuerzo para que no se produzca la concepción.

Los estrógenos más utilizados según su vía de administración son los siguientes:

Estrógeno OralEstrógeno TransdérmicoEstrógeno InyectableEstrógeno de Uso Vaginal
Estrógeno OralEstrógeno TransdérmicoEstrógeno InyectableEstrógeno de Uso Vaginal
EstradiolEstradiolEstradiolPromestrieno
EstriolPoliestradiolEstriol
Clorotrianiseno
Etinilestradiol
Tibolona

Los gestágenos o progestágenos que se emplean en este tipo de terapia son derivados de testosterona. Además del efecto de refuerzo que realizan sobre la acción de los estrógenos (inhibir la secreción de LH), se utilizan en los anticonceptivos por otro motivo: su efecto antiandrogénico.

Por eso, es habitual encontrar a mujeres tomando este tipo de compuestos y que padecen voz grave, mucho vello facial, hirsutismo, grasa corporal mal localizada, etcétera…

Por tanto, los anticonceptivos hormonales también suelen emplearse en mujeres donde predomina el efecto androgénico, con finalidad anticonceptiva (donde se equilibran los efectos) o no.

Los gestágenos más usados en el mercado son:

  • Ciproterona
  • Nomegestrol
  • Dienogest

¿Cuántos tipos de terapia combinada existen?

Existes 2 modos de terapia combinada que se explican a continuación:

  • Terapia secuencial: Durante la primera fase del ciclo se administra solamente el estrógeno y luego en la segunda fase del ciclo se administra estrógeno y gestágeno combinados. Una vez completado el ciclo, se realiza un descanso en los que no se administra ninguna hormona (la conocida semana de descanso). En ese período de descanso tiene lugar la hemorragia de tipo menstrual (viene la regla). Posteriormente, y cumplidos los días de descanso se vuelve con el primer ciclo de nuevo. Esto lo que hace es facilitar la regulación de la menstruación.
  • Terapia continua: No existe el período de descanso. Se administra cada día una dosis combinada de estrógeno y progestágeno. No es el método más habitual pero suele prescribirse en mujeres que padecen de metrorragia (reglas con un sangrado excesivo), o bien, mujeres en edad postmenopáusica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *