Interacciones de los anticonceptivos hormonales con medicamentos

Cuando dos o más medicamentos se toman a la vez, éstos pueden interaccionar entre ellos dando como resultado un cambio en las propiedades de alguno de ellos. En el caso de anticonceptivas de tipo hormonal, la administración con otro tipo de principio activo puede ocasionar una afectación de sus propiedades anticonceptivas, lo que reduce considerablemente la eficacia del fármaco. Otro caso sería la afectación de los anticonceptivos en mecanismos, propiedades o efectos de otras sustancias, pudiendo alterar una patología concreta que la mujer padezca, habitualmente de carácter crónico.

Por ello, tanto el personal sanitario como la propia mujer deben ser conscientes de lo que representa esta situación y adoptar una serie de medidas para evitarla.

Lo primero es obtener la información necesaria sobre cuáles medicamentos pueden alterar la contracepción, o bien, la acción de otros fármacos. Para empezar, en una analítica normal de sangre pueden verse disminuidos los niveles de vitamina B y/o folatos (ácido fólico) cuando se inicia un tratamiento con anticonceptivos hormonales.

¿Qué medicamentos interaccionan con este tipo de anticonceptivas?

En cuanto a medicación se refiere, entre los más frecuentes destacan:

anticonceptivos interacciones

  • Derivados de la penicilina, siendo la amoxicilina (empleada para infecciones bacterianas leves de carácter general) el más frecuente en lo que a prescripción se refiere. También se ven implicados fármacos de la família de las tetraciclinas, griseofulvina (empleada para los hongos en cabello, piel y uñas)y rifampicina (empleada en casos de tuberculosis, meningitis e infecciones bacterianas graves).
  • Hipnóticos y sedantes. Una benzodiacepina como el diazepam es el ejemplo más claro de interacción, aunque también los clordiacepóxidos y la clorpromazina interaccionan con los anticonceptivos.
  • Anticonvulsivos. Suelen ser menos frecuentes ya que, de hecho, la mujer tendría una predisposición a padecer alguna enfermedad relacionada, como son los casos de epilepsia. En esta familia se encuentra el fenobarbital, la primidona y la fenitoína.
  • Anticoagulantes y antifibrinolíticos. Suelen prescribirse para problemas circulatorios o en pre-operatorios, y los anticonceptivos hormonales disminuyen su eficacia. El acenocumarol es el principio activo más conocido, junto con las heparinas.
  • Analgésicos, siendo el paracetamol el más frecuente. Su acción disminuye en presencia de anticonceptivos por vía oral.
  • Corticoides. Son una familia frecuente, que puede emplearse para distintas patologías (procesos inflamatorios o alérgicos, patologías relacionadas con la piel, tumores, etc…). Si se toman anticonceptivos hormonales, los corticoides aumentan su grado de acción. Esto podría ser beneficioso, pero no es así. Hay que pensar, que se obtendrán resultados enmascarados para según que patología, mayor retención de líquidos y, de hecho, aumentarán sus efectos secundarios.
  • Hipoglucemiantes orales e insulina, empleados sobretodo por diabéticos, ven reducida su acción en presencia de anticonceptivos hormonales. Esto debe comunicarse a su médico para que pueda ajustar una dosis óptima del tratamiento y evitar un desajuste que no favorece para nada la polimedicación.
  • Hipotensores. Principios activos como la alfametildopa, guanetidina y la reserpina también disminuirán su acción en presencia de anticonceptivos orales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *